Empresas y Estilo de Vida

El Club de los Balleneros sigue festejando sus 50 años

Sobre el mar, en Punta Ballena, asoma uno de los sitios más tradicionales de esta zona de Punta del Este, el Club de los Balleneros. Cuando Punta Ballena no era más que roca y acantilados inhóspitos, la visión del artista plástico Carlos Páez Vilaró llegó para transformarla para siempre. Fue el pintor quien imaginó el trazo del club en el paisaje desolado. Y fue él quien lo llevó adelante esculpiendo uno por uno los detalles que hoy contiene este ícono de Punta del Este.

La historia, en todo caso, comienza en 1964, cuando un grupo de amigos de Páez Vilaró −nucleados en la sociedad Club de la Ballena S.A.− compra 28 hectáreas de esta zona de rocas donde el artista plástico creará tanto el club como su “escultura para vivir”, Casapueblo.

ballenero01

Según cuenta María Díaz de Guerra en su libro Historia de Maldonado, el 31 de marzo de 1965, Carlos y Miguel Páez Vilaró −junto con Fernando Valdez−, fundan el club. En su acta fundacional, aparecen muchos de los amigos del pintor que ayudaron a comprar el terreno como Tomás de Anchorena, Eduardo Ayerza, Carlos Hardoy Noettinger, Hernán Hardoy, Raúl Jude, Mario Dagamma Acevedo, Carlos de León Caprario, Henry Martín, Leonardo Martín, Carlos Menditeguy y Julio Menditeguy, entre otros.

Pero el verdadero impulso llega dos años después, en 1967, cuando Páez Vilaró hace construir el Club House y la piscina. Inspirado en la arquitectura de la Polinesia, el artista diseñó −con el asesoramiento del arquitecto Gustavo Nicolich− el paisaje que se transformaría en un clásico sin igual.

El Club House, la piscina sobre el mar y el pequeño puerto para embarcaciones menores se convirtieron desde entonces en parte de la postal de Punta del Este. Por el club han pasado innumerables estrellas internacionales así como también políticos uruguayos, argentinos y del resto del Mercosur.

Es, sin duda, uno de los sitios que gozan de mayor prestigio y tradición en Punta del Este. Y a cincuenta años de su fundación no se detiene.

Mientras los socios pueden seguir disfrutando de sus instalaciones, de los famosos campeonatos de tenis, de las clases de buceo y de las travesías de pesca embarcada, los visitantes casuales pueden comer en el magnífico restaurante del Club House, comandado por el chef Diego Marfetán.
Con su flamante medio siglo, el Club de los Balleneros muestra su mejor perfil. Y augura un futuro venturoso como el que Páez Vilaró soñó.

Dirección: Salvador Dalí, Punta Ballena 20003, Uruguay
Teléfono:+598 4257 7498