Historia y naturaleza

El orgullo de una escuela rural

Construida en los años 60, la escuela 36 tiene hoy las aulas llenas y, gracias al aporte de donaciones de privados y el trabajo de la comunidad, cada día mejora su nivel educativo y su función de institución integradora.

La escuela número 36 de Rincón del Diario está empecinada en seguir educando nuevas generaciones de uruguayos. Construida en los años 60, como parte del Plan Gallinal -llamado de ese modo en homenaje a quien aportó los fondos, junto con el Estado, para el proyecto de construcción de escuelas más ambicioso del siglo XX, Alberto Gallinal Heber-, este establecimiento educativo contó con el diseño del prestigioso ingeniero civil y arquitecto honorario Eladio Dieste.

Después de décadas de sinsabores, en la actualidad la escuela goza de una época de aulas llenas y sigue creciendo a base de kermeses, bingos y otros eventos que promueven los padres de los alumnos y de los aportes de un gran número de donaciones. En este arduo trabajo del día a día, sobresale la madrina del establecimiento, Flor Rubio, quien con la banderas de la Unión Vecinal de Punta Ballena, Lagunas del Sauce y del Diario, hace honor a la herencia de Antonio Lussich y no descansa para que la escuela 36 esté mejor que nunca. Una lucha silenciosa pero no por eso menos importante. Incluso, muy probablemente mucho más importante que cientos de otras: ofrecerles una educación digna a los niños de la comunidad.