Turismo

El puente de Laguna Garzón

El empresario argentino Eduardo Costantini, a través de su empresa Consultatio, es el principal financista de la construcción. Estará terminado para la temporada 2015/16. Los cambios en la zona y los nuevos desarrollos inmobiliarios como el barrio Las Garzas y Rincón de Arditeia.

constantiniEduardo Costantini es un visitante asiduo de Punta del Este. Pero a partir de la obra del puente que unirá los Departamentos de Maldonado y Rocha, a través de la Laguna Garzón, pasó a formar parte de la historia de esta zona de Uruguay, ya que el puente −proyecto controvertido durante años− cambiará para siempre la fisonomía tanto de Maldonado como de Rocha.

Pero Costantini conoce el Este desde hace muchos años. “Yo veraneaba en Punta cuando los jardines de las casonas de la Península llegaban al mar sin ninguna ruta asfaltada que se interpusiera”, afirma. Primero, tuvo casa en San Rafael; más tarde, en La Barrra, para finalmente recalar en Punta Piedra, en medio de playas casi vírgenes, donde el viento y las olas siguen dibujando la arena. “Me encanta el mar y hacer kite surf.

En Punta del Este, me detengo a observar las estrellas y la luna sobre el mar. Acá se respira una atmósfera maravillosa”, dice. Ahora embarcado, a través de su empresa  Consultatio, en la construcción del puente que unirá los dos Departamentos, siente más que nunca que Uruguay es uno de sus lugares en el mundo.

El proyecto del puente ya tiene varios años y parecía no encontrar una solución. Por un lado, una enorme mayoría de los vecinos de Rocha −el 80 por ciento  proximadamente−, el mismo Costantini y la intendencia querían el puente. Por el otro, algunos vecinos de José Ignacio y de Rocha más los empresarios Soldati, Paolo Rocca y ciertos grupos ambientalistas que pujaban por que se siguiera cruzando en la histórica balsa.

“Durante muchos años, para cruzar sólo funcionaba una balsa muy romántica pero no daba abasto por la cantidad de gente  quería ir de un lado al otro. Nosotros costeamos otra balsa para que pudiera haber mayor circulación pero tampoco fue suficiente. Ahora, después de muchos años de negativas, tanto las autoridades nacionales como las de los departamentos de Maldonado y Rocha se manifestaron a favor de un desarrollo equilibrado, firmando con nosotros un convenio para la construcción del puente. Y esto se debió ,entre otras cosas, al empuje y convicción del intendente de Rocha, Artigas Barrios, un hombre honesto, consistente y profesional. Esta fue una decisión política a nivel departamental y nacional”, explica el empresario argentino.

En 2008 el presupuesto original era de dos millones de dólares. Ahora finalmente costará diez millones, de los cuales Consultatio financiará el 75 por ciento. El proyecto que se llevará adelante es el que ideó el arquitecto uruguayo Rafael Viñoly: una maravilla arquitectónica conciliadora y totalmente novedosa. El puente en su configuración final será de hormigón y con forma de anillo que estará sostenido por una serie de columnas. Este anillo permite el libre flujo de los cambios de la laguna y además el uso de embarcaciones, típicas del lugar. La propuesta es una obra superior tanto de arquitectura como de ingeniería, aplicando técnicas sustentables y muy atenta a no modificar el ecosistema. Viñoly lo ejemplificó como “una laguna dentro de la laguna”. “Más que un puente, se trata de una maravilla arquitectónica que logró unir mucho más que dos orillas; también consiguió acercar posturas antagónicas”, asegura Costantini.

Finalmente, en octubre de 2014, con un acto inaugural presidido por el Presidente de Uruguay, José Mujica, Eduardo Costantini, Presidente de Consultatio, los intendentes de Maldonado y Rocha y el Ministro de Transporte y Obras Públicas Enrique Pintado, se dio inicio a la obra del Puente Laguna Garzón. El puente estará terminado para la temporada 2015/2016.

“Gracias a la voluntad y articulación público privada entre los gobiernos nacional y departamentales de Rocha y Maldonado junto a Consultatio y Las Garzas Blancas hoy el puente de Laguna Garzón comienza a ser una realidad. Se cumplieron todos los requerimientos legales y medioambientales, y se sumó la valiosa participación del Arquitecto Rafael Viñoly”, dijo Costantini en el acto. “Esta obra representa un hito para el país ya que es un proyecto que estuvo postergado durante más de 40 años”, agregó.

El puente será un nexo fundamental entre los Departamentos y generará nuevos puestos de trabajo locales, facilitando a su vez el traslado a las escuelas de la zona, además de constituirse en un paseo turístico. Desde un punto de vista inmobiliario, aumentará la inversión en nuevos desarrollos al este de la laguna en la zona de Rocha. La construcción está a cargo de la empresa Saceem, que ganó la licitación a la que se presentaron cuatro compañías. Se estima que por el puente pasarán unos mil vehículos por día. Tendrá un sector para peatones con una pasarela exterior y una interior techada. El paseo funcionará como observatorio y lugar de paseo.

Pero el proyecto de Costantini va más allá. El empresario tiene en Rocha un emprendimiento, Las Garzas, que también logrará un fuerte desarrollo con la construcción del puente. Sin duda, el puente de Laguna Garzón será un gran cambio para ambos departamentos y para los habitantes de la zona. Una construcción que permitirá solucionar los problemas de comunicación entre ambas orillas, sin alterar el maravilloso medio ambiente en el que será emplazado.