Turismo y Opinión

Entrevista a Germán Cardoso, Ministro de Turismo – Uruguay, abierto al mundo

El futuro Ministro de Turismo del nuevo gobierno de Luis Lacalle Pou asume el 1º de marzo. Las primeras medidas que implementará. Las estrategias para conseguir un mayor caudal de turistas y de residentes. La importancia del Mercosur y de la tecnología como herramienta fundamental para dar a conocer las bondades y bellezas del país en todo el planeta.

La gran apuesta es volver a Uruguay un país más abierto al mundo. «La meta de la nueva gestión será captar residentes de distintas partes del mundo quienes, con un poder adquisitivo fuerte, muevan la aguja de la actividad económica», afirma Germán Cardoso, el designado Ministro de Turismo de Uruguay que asumirá el 1º de marzo. Cardoso, Secretario General del Partido Colorado y tres veces diputado, estará secundado por Remo Monzeglio como Subsecretario e Ignacio Curbelo como Director General del Ministerio.

Germán Cardoso, Ministro de Turismo del gobierno electo de Luis Lacalle Pou

Para el futuro Ministro, la estrategia de captación de visitantes debe tener en cuenta, desde el primer momento, una segunda fase: que esos visitantes se vuelvan residentes.»Todo lo que se está hablando sobre flexibilizar las normas del país para hacerlo más amigable en cuestión de residencia fiscal, me parece un camino no sólo posible sino también necesario para el crecimiento de Uruguay. Creo que esto va a ser muy interesante y transformador en la medida que logremos captar esa corriente de personas que tienen un poder adquisitivo medio y alto. Todavía no asumimos y ya hemos tenido algunas consultas por el desarrollo de inversiones. Hay desarrollistas e inversionistas que nos han preguntado por lugares como Atlántida y La Paloma», asegura en diálogo con Punta del Este Internacional.

Playa Mansa de Atlántida – Foto: Michiko Laffitte

 

La Balconada, La Paloma, Rocha – Foto: Marcelo Campi

Cardoso está enfocado en un «desarrollo armónico para todo el país». Por eso, considera que la península esteña es una excelente puerta de ingreso para aquellos que aún no conocen Uruguay. «Hay lugares en el mundo donde Punta del Este es más conocida que el país. Y eso debemos usarlo a nuestro favor», dice.

El entrante Ministro de Turismo, Germán Cardoso y la actual Ministra de Turismo, Liliam Kechichian

«Tenemos un turismo que prácticamente se trabaja solo y que es el de sol y playa. Pero a esto hay que agregarle un turismo cultural y también desarrollar lo que es el turismo vinculado a las actividades deportivas como la pesca y el cabotaje. Hoy en el mundo hay fuertes movimientos turísticos que se convocan a partir de los grandes eventos deportivos. Nosotros debemos aspirar a ingresar en esas agendas internacionales y volvernos parte de esos circuitos», asegura. El futuro Ministro también pone el acento en «el agroturismo. Debemos mostrar al mundo nuestro campo, nuestros viñedos, nuestra naturaleza, uno de los puntos sobresalientes de Uruguay».

Con todas estas herramientas, la futura gestión de Cardoso tiene como objetivos lograr que los turistas se conviertan con el tiempo en residentes, que adquieran una vivienda o tenga en Uruguay su segunda residencia. «Miramos mucho el mercado asiático. Ese es un desafío que tenemos por delante», precisa.

Para implementar este trabajo, Cardoso ve en la tecnología una gran aliada. «Nuestra idea es desarrollar una estrategia de turismo a través de las nuevas tecnologías. Hoy existe la posibilidad de acceder a un mundo que es infinitamente multiplicador. Debemos aprovechar estas herramientas para hacer conocer a Uruguay en el mundo, sin renunciar a nuestras marcas más conocidas mundialmente como Punta del Este. Debemos aprovechar la fortaleza que supone Punta del Este como puerta de ingreso para luego encaminar a ese turismo hacia otras zonas del país y así diversificar nuestra oferta. Es muy importante y determinante, más allá de la cantidad de turismo que podamos traer, hacer conocer nuestras bellezas naturales y la calidad de vida de Uruguay», asegura.

Una de las primeras misiones que Cardoso tiene en carpeta es generar una reunión en marzo, con sede en Montevideo, de los cuatro ministros de Turismo del Mercosur. «Creemos que tenemos por delante una enorme oportunidad para trabajar juntos», dice. Y dice también que ve el futuro con esperanza. «Creo que la gente está también con mucha esperanza. Se ha instalado en el imaginario colectivo que viene una etapa de cambio removedora y motivante. Hay optimismo y eso siempre es bueno. Esperamos cumplir una gestión mucho más racionalizada del Estado que buscará profesionalizar el trabajo público y mostrar sus logros a través de resultados eficientes», concluye.

Su nuevo desafío, como el de todo el gobierno de Luis Lacalle Pou, comenzará en pocas semanas.