Turismo y Opinión

Gramado – Una ciudad de película

En esta localidad de la Sierra Gaúcha se celebra el festival de cine más prestigioso de Brasil, es la cuna del chocolate artesanal del país y ostenta la Navidad más larga del mundo. Lejos del típico sabor tropical, Gramado es un pequeño pueblo europeo instalado en plena exuberancia brasileña donde nieva en algunos periodos del invierno. Junto con Punta del Este, ciudad con la que Gramado ha construido importantes vínculos y planes de acción conjunta, son dos de los polos turísticos más importantes del Cono Sur.

Fotos: Cleiton Thiele / Leonid Strealiev / Jonathan Durling

 

 

 

Gramado es, para algunos, el secreto mejor guardado de Brasil. Para otros, la ciudad de la magia, donde habita Papá Noel. También puede considerarse el pueblo de Europa instalado en plena sierra gaúcha o, al menos, la ciudad menos «típicamente brasileña» de todo el país. Además, es la ciudad que alberga cada año el Festival Internacional de Cine de Gramado, el más prestigioso que se realiza en Brasil.

 

 

Para Punta del Este, en cambio, Gramado es una ciudad hermana, un puente construido por el afecto y el turismo recíproco, un sitio donde los uruguayos son recibidos con los brazos abiertos, del mismo modo que son recibidos los brasileños de Gramado que visitan cada verano la península.

 

 

Márcio Santos, Gerente del Hotel Colline de France

 

Entre Gramado y Punta del Este hay un vínculo estrecho, fomentado por los gobiernos municipales y departamentales que lograron instalar una casa embajadora en cada una de las ciudades. Además, otro detalle no menor: de la misma manera que Punta del Este recibe millones de turistas cada año, Gramado -con una población estable inferior a 50.000 habitantes, da la bienvenida a 6 millones de turistas entre enero y diciembre. Ambas son ciudades, de este modo, grandes animadoras del desarrollo turístico del Cono Sur y, además, ofrecen -cada una con sus armas- un entorno natural incomparable.

 

La Suiza brasileña

 

Ubicada en plena Sierra Gaúcha, Gramado forma parte del Estado de Río Grande del Sur que tiene por capital a Porto Alegre. Pero dista en mucho de parecer una ciudad típicamente brasileña. Por un lado, a diferencia de buena parte de Brasil, Gramado es una ciudad donde la gran parte de sus habitantes provienen de Alemania e Italia o son descendientes de familias de esos países. Por el otro, su clima es templado, casi frío, lejos del sabor tropical del resto del país. Con los años -y un trabajo muy serio en el campo de la comunicación y el marketing- se ha convertido en el polo turístico más importante del Estado de Río Grande del Sur y uno de las ciudades con mayor cantidad de turismo interno de todo el país.

 

 

Es que los mismo brasileños sienten al llegar a Gramado que se adentran en un territorio no ligado a su cultura. Conocida como «la Suiza brasileña», Gramado convoca a turistas internos y del exterior con sus bellezas naturales entre las que predominan sierras, valles, arroyos cristalinos y bosques de pinos. La ciudad parece extraída de un cuento, con sus calles impecables y adornadas siempre con flores -la hortensia es la flor símbolo de la ciudad-, con su tranquilidad de pueblo chico y sus negocios de grandes marcas de alta gama de renombre mundial.

 

En Gramado la paz y la armonía son monedas de uso diario y sus acogedores hoteles y su excelente gastronomía realzan el disfrute de cualquier estadía.

Centro Contemporáneo de Salud y Bienestar

Además de la tranquilidad que reina en la vida cotidiana de la ciudad, es posible disfrutar de la paz y armonía en Kurotel – un espacio destinado al cuidado de la salud, la relajación y el bienestar personal, a través de baños regeneradores, masajes o gastronomía saludable.

Un spa y clínica de bienestar dentro de un complejo lujoso, con habitaciones de primer nivel y un área clínica a cargo de un equipo multidisciplinario formado por doctores, nutricionistas, fisioterapeutas, dermatólogos, educadores físicos y psicólogos.

Situado en Gramado y con casi 40 años de tradición en la salud preventiva, Kurotel ofrece diferentes programas a medida de cada visitante, ya sea para el control del estrés y la ansiedad, adelgazamiento y fitness, pós-cáncer, detox de tabaco u otros servicios, durante estadías de cuatro a siete días orientadas al pleno reposo y disfrute.

 

 

Temas Relacionados:

Kurotel

KUROTEL, 33 años dedicados a la salud y el bienestar

Kurotel. Centro de longevidad y spa

 

Deportes y paladar gourmet

 

Gramado significa pastizal en castellano. Y sus primeros habitantes, portugueses, le dieron ese nombre porque está ubicada en la zona donde el ganado se detenía a pastar en el largo camino hasta San Pablo.

 

 

A fines del siglo XIX, el pueblo comenzó a recibir inmigrantes italiano y alemanes que, poco a poco, desplazaron en cantidad a los portugueses, convirtiéndose así en una especie de pueblo europeo en medio de la América Latina profunda.

 

 

Una de las primeras impresiones al llegar es que, de algún modo, se está en la Selva Negra alemana porque la mayoría de las casas están construidas con un ortodoxo estilo germano. Ciudad con flores en verano y con nieve en invierno, muestra su gran belleza durante todo el año. Y gracias a sus ríos, lagos, cascadas y senderos de serranía, es un gran lugar para los apasionados del trekking y del rafting.

 

 

Pero los que siempre están de parabienes en Gramado son los turistas con cierto placer gourmet. Son muchos los negocios que ofrecen chocolates, quesos y vinos artesanales.

 

 

Y la mayoría de los restaurantes ofrecen servicios y gastronomía de alta gama donde se ofrecen platos típicos de la zona montañosa europea como fondeu -incluso existe una especie de tenedor libre de fondue, tipo Rodizio-, el típico plato suizo raclette y cocciones también típicas de los Alpes como la pierrade, donde se cocinan sobre piedras calientes distintas carnes y verduras. Uno de los platos típicos de la ciudad es el Galeto, que consiste en un pollo asado a la brasa.

 

 

Pero de todas las especialidades gastronómicas de la zona, el lugar preponderante se lo lleva el Café Colonial. Esta merienda consiste en unos ochenta platos y es la versión moderna de una tradición que los alemanes trajeron en el siglo XIX. Servido en establecimientos que se dedican exclusivamente a ofrecer este servicio, el café colonial está compuesto de una gran variedad de tortas, panes, dulces, quesos, galletas, fiambres, embutidos y carnes, acompañados de café, leche, chocolate y té de manzana.

 

 

Entre los restaurantes que destacan en la ciudad se encuentran Belle Du Vallais; Restaurante Vatel; Gasthof Edelweiss; Toro; La Caceria; Nonno Mio; Di Paolo; El Fuego; Malbec; Cantina Linha Bella; Me Gusta; Pub La Birra; Pub White Fly; Divino; Magnólia y Containner Bistrot en Canela ciudad vecina a Gramado.

 

Elina Vignola, Almita Kauffmann y Sr. Umberto Beltramea – Director del Restaurante Vatel, recientemente inaugurado.

 

Sr. Umberto Beltramea – Director del Restaurante Vatel y Elina Vignola
Elina Vignola y Almita Kauffmann

 

Belleza natural, lujo y festivales

Gramado es una ciudad donde resulta fácil perderse porque las calles y las manzanas se han adaptado en función de la geografía escarpada del lugar, rompiendo así con el tradicional damero urbano. Cada calle está coronada con flores y existen dos avenidas principales -Borges de Medeiros y Las Hortensias- y una plaza principal llamada Major Nicoletti.

 

 

Entre los grandes atractivos naturales que se pueden encontrar están el Valle del Quilombo -con bosques de araucarias y pequeñas colonias agrícolas-; el Parque Knorr, un bosque con muchas flores y donde se encuentra el parque temático «La Aldea de Papá Noel»; el «Mini Mundo», otro parque temático que tiene réplicas a escala de los edificios más famosos de Alemania; y el Lago Negro, un espejo de agua artificial rodeado de árboles cuyas semillas fueron traídas de la Selva Negra. En los alrededores de la ciudad se encuentran el Parque del Caracol con su bella cascada, en Canela; la región vitivinícola de Caxias do Sul y Bento Gonçalves; y el Parque Nacional de Aparados da Serra, donde se encuentra el cañón Itaimbezinho, el más grande de Sudamérica.

Cañón Itaimbezinho

 

Y entre los mejores hoteles para hospedarse están el Saint Petrius; Saint Andrews; Cercano; Wood; Varanda das Bromélias; Mondevie; Casa da Montanha; Alpestre; St. Hubertus; Colline de France y varios hoteles Laghetto.

 

Suite Hotel Saint Petrius

 

 

 

Cada mes de agosto, se celebra el Festival Internacional de Cine de Gramado, considerado el festival más importante y prestigioso de Brasil, donde se premia tanto el cine brasileño como el latinoamericano. También hay un festival gastronómico que se realiza durante septiembre y la Chocofest -la fiesta del chocolate artesanal- que se celebra durante la semana de Pascua. Prawer el primer chocolate artesanal de Gramado.

 

 

En Gramado también hay lujosos paseos de compras donde destacan en calzados y accesorios, Jorge Bishoff – Loucos e Santos – Carmen Steffens -Rosa Carmina Boutique – Luxury Boutique – Chameleon Maison – Drumm – Móveis e decoração Black Forest – Mãos do Mundo – Giovanna Regali – Lakhazza – Kukos – Cristais de Gramado – Arraial Boutique ;D’GregioBoutique;- La Casa de Antiguedades Rhino Café – Autoria Designe m Canela(Loja Aristeu Pires) . La lista de locales para visitar es bastante más amplia porque tanto la calle Augusto Zatti como la Avenida Borges de Medeiros están colmadas de excelentes negocios tanto para adultos como para chicos.

 

Autoria Design-Sossego Design – Foto: Jonathan Durling

 

La lista de locales para visitar es bastante más amplia porque tanto la calle Augusto Zatti como la avenida Borges de Medeiros están colmadas de excelentes negocios tanto para adultos como para chicos.

 

La Navidad más larga del mundo

Gramado siempre sorprende y enamora. Pero el Natal Luz, la programación navideña de la ciudad, es quizás lo que todo visitante recuerda. Considerada la Navidad más larga del mundo, el Natal Luz comienza el 26 de octubre y finaliza el 14 de enero.

 

 

Durante esos meses hay programas y espectáculos todas los días y todas las noches. No faltan luces, fuegos artificiales, desfiles y conciertos de música popular y de música erudita. Son 81 días de celebración y un verdadero canto al amor y a la esperanza. Por lo general, dos millones de turistas visitan la ciudad durante estos meses. En total, son unas 500 atracciones durante todo el festival navideño que incluyen encuentros de Santa Claus de todo el país y algunos del extranjero, ejes temáticos como «Navidad por el mundo», «Reencuentros de Navidad» y «Gran desfile de Navidad», nieve artificial cayendo en toda la ciudad, desfile de trineos y muñecos gigantes.

 

 

Cada año, la programación comienza cuando Papá Noel recibe las llaves de la ciudad. Desde ese momento, Gramado es la ciudad de la Navidad. Esta celebración que se realiza desde 1985 fue reconocida en 2015 por diversos organismos internacionales como la “Navidad más larga del mundo”. La idea surgió a mediados de los años ochenta, cuando la administración municipal apostó por anticipar la decoración navideña para atraer turistas y contrarrestar el éxodo de personas que, por causa del frío, optaban por otros sitios turísticos. Guirnaldas, campanas, árboles navideños, luces intermitentes, estrellas, papás y mamás Noel, renos, muñecos de nieve, ángeles, pesebres, figuras del niño Jesús, lluvia artificial de nieve y un predominante colorido rojo y verde tiñen durante dos meses y medio las calles, parques, edificios y casas de la ciudad. En esos meses, todo es posible en Gramado.

Aunque, en rigor, durante los 365 días del año todo es posible en Gramado. Porque este secreto escondido a la vista de todos, esta pequeña ciudad alpina en el corazón del país que ha hecho un culto de lo tropical, es un verdadero milagro que debe ser visitado, tanto en invierno como en verano. Sus pobladores y el paisaje que rodea a la ciudad bien lo valen.

En busca de Gramado

La cada día más importante relación entre las ciudades de Gramado y de Punta del Este, nos llevó a bosquejar un nuevo plan periodístico para ofrecer la mejor cobertura sobre estas ciudades.

 

 

Márcio Santos, Gerente del Hotel Colline de France junto a Almita Kauffmann

 

Así, para el anuario impreso de Punta del Este Internacional que aparecerá a fines de este año, estamos armando un informe especial sobre Gramado, donde estarán presentes desde su cultura hasta sus actividades cotidianas, pasando por todo lo concerniente al buen vivir, al turismo, al real estate y a su gastronomía y hotelería.

Para eso, nuestras enviadas especiales, Elina Vignola y Almita Kauffmann, se encuentran en el pueblo ubicado en la Sierra Gaúcha estrechando lazos y tendiendo puentes para tener la mejor cobertura posible de esta hermosa ciudad brasileña.