EmpresarialReal Estate

Grupo Cipriani y Hotel San Rafael – Los íconos no mueren

El Hotel San Rafael está de regreso. El símbolo esteño resucita de la mano del grupo Cipriani. Este verano ya abrirá el show room del mega proyecto inmobiliario que estará a cargo del arquitecto Rafael Viñoly. Cómo será el nuevo emprendimiento que incluirá la restauración del viejo hotel y la construcción de dos torres de 24 pisos. Glamour, jet set y una vidriera internacional que deslumbrará a todos.

Según la ciencia, una estrella puede vivir, al menos, 10 mil millones de años. Un ícono, en cambio, vive para siempre. La familia Cipriani, desde su primer Harry´s Bar de Venecia abierto en los años 30, forma parte de la iconografía del siglo XX.

La historia de la familia Cipriani y su primer Harry´s Bar comenzó en el año 1931 en Venecia. Con los años, el bar se convirtió en leyenda.

El Hotel San Rafael es uno de los grandes íconos de Punta del Este que, durante un tiempo demasiado extenso, estuvo a centímetros de su desaparición física. Hace poco menos de un año, el grupo del empresario Giuseppe Cipriani adquirió el hotel esteño para desarrollar en la manzana donde se ubica el San Rafael un mega proyecto inmobiliario preservando el viejo edificio.

Hace poco menos de un año, el grupo del empresario Giuseppe Cipriani adquirió el hotel esteño para desarrollar en la manzana donde se ubica el San Rafael un mega proyecto inmobiliario preservando el viejo edificio.

La obra estará a cargo del prestigioso arquitecto uruguayo Rafael Viñoly. De este modo, el ícono de Punta del Este encontró a su salvador -y restaurador- en Europa. Serán los Cipriani quienes le devuelvan al San Rafael el glamour perdido en las últimas dos décadas.

Y serán los Cipriani también quienes lo volverán a colocar en un lugar de privilegio en la vidriera que suele mirar el jet set internacional. “Me quedé con parte de la historia de Punta del Este”, dijo Cipriani una vez adquirido el hotel en alrededor de 50 millones de dólares.

El proyecto que incluirá, aparte de la restauración del hotel, dos torres de 24 pisos.

Pero el precio de esta compra aparece como menor cuando se conoce la inversión que el grupo que encabeza está dispuesta a invertir en el nuevo desarrollo inmobiliario: unos 200 millones de dólares más, aparte de lo pagado por la manzana que ocupa el San Rafael.

Este emprendimiento supondrá fuentes de trabajo tanto durante la obra como así después de que sea concluida. Incluso, antes de que comiencen los primeros trabajos, ya ofrecerá empleo porque desde este verano estará abierto el show room donde se mostrarán los planos y las maquetas del proyecto que incluirá, aparte de la restauración del hotel, dos torres de 24 pisos.

Cipriani Las Vegas diseñado por el arquitecto florentino Michele Bonan

El futuro proyecto no podrá superar la superficie máxima aproximada a los 120 mil metros cuadrados de construcción, incluyendo los metros cuadrados del San Rafael original. Y las dos torres deberán levantarse sobre la avenida Mar del Plata, paralelas a la rambla Lorenzo Batlle Pacheco.

De este modo, se mantendrá bien expuesta la figura y la volumetría del edificio del hotel. Una obra que tiene grandes chances de convertirse en un nuevo ícono de la ciudad.

Con Cipriani vuelven los años gloriosos del San Rafael.

VIDAS PARALELAS

La historia de la familia Cipriani y su primer Harry´s Bar comenzó en el año 1931 en Venecia. El concepto del bar, si se quiere, era básico pero muy difícil de lograr: hacer lo simple de un modo perfecto. Pero el abuelo de Giuseppe Cipriani -también de nombre Giuseppe- lo logró.

Giuseppe Cipriani Sr, inventó Bellini en 1948 en el Harry´s Bar en Venecia.

Y en el corazón de una de las ciudades más bellas del mundo estableció un nuevo parámetro de excelencia, convirtiendo al Harry´s en el bar más distinguido para los clientes más exigentes del mundo.

Con los años, el bar se convirtió en leyenda: The Great Good Place. Y, en 2001, el Ministerio de Asuntos Culturales de Italia lo declaró un hito nacional. El grupo Cipriani creció de un modo notable durante las últimas décadas del siglo XX y las primeras del XXI.

Actualmente, es uno de los grandes jugadores inmobiliarios del mundo, con un grupo de hospedaje que opera en todos los continentes, aunque mantiene su base en Europa. A pesar de esta expansión, el concepto original del abuelo Giuseppe sigue vigente: ante todo, la excelencia. Cada detalle en su lugar, cada deseo hábilmente cumplido.

El Hotel San Rafael se inauguró en 1948. Con su estilo Tudor, su ubicación privilegiada y su atención de primer nivel, se convirtió en muy poco tiempo en el sitio elegido por los más prestigiosos visitantes de Punta del Este. Fue un símbolo instantáneo de la ciudad.

Su Majestad la Reina Isabel II, patrona de Harry´s Bar.

 

Giuseppe Cipriani con Hemingway

 

Para seguir leyendo este artículo haz click en el siguiente link:

Edición online del Anuario Punta del Este Internacional 2019

Temas Relacionados:

Hotel San Rafael – La resurrección de un mito

Pierre Fossey – La memoria color pastel