Empresas y Estilo de Vida

La Mascota del 2020

Las llamas son tendencia como mascotas y guardianas de rebaño.

Con su mirada dulce, su andar lento y su actitud cariñosa, las llamas han logrado conquistar a más de 115 mil norteamericanos que ya las adoptaron como mascotas, convirtiéndolas en un verdadero fenómeno. Pero, ¿qué hace que tanta gente elija tener en su jardín a este camélido? Son animales amables, limpios y silenciosos. Sencillos de mantener (sólo comen pasto y hierbas). “Las llamas son como los perros” afirmó Pam Fink, que tiene 13 ejemplares en su casa de Georgia.

Con sólo un pequeño jardín ya se puede tener una, son económicas y súper cariñosas. Una pareja en Inglaterra entrenó a sus llamas para que puedan sentarse, buscar, y saltar un aro. “Sabíamos que eran inteligentes, ¡ pero no pensamos que iban a aprender tan rápido!” cuenta Terry, la dueña. “Nos cansamos de cortar el pasto,” cuenta una pareja en Oregon a CNN. “Así que compramos una llama, y vimos que hacía sonreír a cada persona que encontraba, grande y chico, de cualquier raza y color.” Asi fue que la certificaron como mascota de terapia, compraron tres llamas más, y han hecho mas de 1000 visitas. Casi cada día de la semana reciben llamados para visitar con sus llamas a pacientes. Algunos se ponen una zanahoria en la boca, para recibir un beso de la llama, que al no tener dientes arriba (solo abajo), no muerden. Las llamas se usan como mascotas de compañía, para dar cariño y contención en casas de ancianos, dice The New York Times. Estos prefieren las llamas por su temperamento tranquilo “Son más dóciles que un perro, y se adaptan a cada temperamento”, dice Helga, norteamericana, “me traen paz”.

La prestigiosa Mayo Clinic en EEUU reporta que la terapia con animales ayuda a reducir el dolor, la depresión, y la ansiedad. Así crece esta tendencia, y hoy una búsqueda de “llamas therapy” en Google ofrece mas de dos millones de resultados. Las llamas además son utilizadas como guardianas de rebaños desde hace décadas. Entregados a distintos productores, estos ejemplares “ahuyentan zorros, perros, coyotes y, en algunos casos, jabalíes”. En los mejores casos, se usa una por cada rebaño. La llama toma a las ovejas como familia y convive entre ellas como una más. De forma instintiva, siempre están atentas. Ante la presencia de predadores, estos ejemplares “gritan”, tiran patadas, los persiguen y escupen, ahuyentando al predador de forma no letal. Esta mascota versátil se ha importado a todo el mundo. Un rey árabe compro hace unos años para disfrutar entre amigos, ya que pueden ser adiestradas. “Las Llamas son una alegría para mi familia”, dice Héctor, administrador de Llamas Uruguay (www.llamasuruguay.com), el único criadero certificado del país. Así es como las llamas, domesticadas hace 5.000 años en Perú, ahora acompañan a grandes, chicos y ovejas en casas, hospitales, y campos alrededor del mundo.

LLAMAS URUGUAY
www.llamasuruguay.com