Historia y naturaleza

Noctilucas vuelven a brillar en las costas de Maldonado

Las noctilucas suelen brillar con mayor intensidad en los meses de marzo y abril, en las costas de Maldonado y Rocha.
Las noctilucas pueden contemplarse en las costas de Maldonado y Rocha, brillando con mayor intensidad en los meses de marzo y abril.

Una vez más, las costas de Maldonado volvieron a brillar con sus cautivantes luces. Las famosa noctilucas reaparecieron nuevamente en nuestras aguas oceánicas y hace pocos días muchos afortunados espectadores pudieron apreciar el intenso resplandor de estelas azuladas y  fosforescentes iluminando las olas de Punta Ballena, llenando el mar de color y magia durante la noche…

Las noctilucas son un fenómeno que suele verse en estas épocas del año, cuando visitantes y locales de las costas de Rocha y Maldonado observan con sorpresa cómo las olas se vuelven azules y especialmente brillantes, dejando incluso rastros de azul en la arena. Durante el pasado verano de 2016, las noctilucas sorprendieron a residentes y turistas que se encontraban en La Pedrera, Cabo Polonio, Aguas Dulces o en la costa de Maldonado.


Mirá también>
Luz propia en el mar de Rocha y Maldonado

Se trata de un efecto visual de singular encanto, causado por organismos unicelulares similares a las aguas vivas, que miden aproximadamente un milímetro y son capaces de emitir un brillo como resultado de una reacción bioquímica, generando destellos de luz cuando son estimulados con el movimiento. Por ello, a las noctilucas también se las conoce como “chispa marina”.

Las noctilucas son unos de los tantos microrganimos que generan bioluminiscencia,  es decir la capacidad que tienen algunos organismos vivos de emitir luz...
Al igual que otras tantas especies de microorganismos, las noctilucas generan bioluminiscencia, capacidad que tienen algunos organismos vivos de emitir luz…

Este fenómeno marino suele ocurrir en nuestras costas durante todo el año, brillando con mayor intensidad en losfoto-noctilucas-agregar meses de marzo y abril. Además de las noctilucas, existen otros organismos que también producen bioluminiscencia, como ser la especie llamada Alexandrium fraterculus, vista por primera vez en las costas de Uruguay en abril de 2015.

En 2011 surfistas y otros visitantes apreciaron un espectáculo similar en una playa de San Diego, California, donde las olas parecían emitir un fuerte resplandor azul, causado por un pequeño organismo llamado Lingulodinium polyedrum, un tipo de alga que florece cada pocos años en las aguas de San Diego.

Fenómenos parecidos pueden encontrarse en las algas bioluminiscentes de la Bahía de Moreton, Australia, causada por la Noctiluca scintillans, o la especie Alexandium fundyense en Maine, la cual provoca brillantes mareas rojas, o también en la isla de Vieques, en Puerto Rico.

Tal como indicó a Mother Nature Network Cynthia Heil, investigadora científica del Bigelow Laboratory for Ocean Sciences en Maine, la bioluminiscencia puede compararse con reacciones similares que se producen en luciérnagas, provocadas también “por el movimiento turbulento”.

En el caso de las noctilucas, “simplemente parece que las estrellas parpadean en el mar, en lugar de que el agua misma brille“, describió a ese mismo portal Melissa Carter del Scripps Institute of Oceanography de San Diego.

Pintando el mar con azul brillante, las noctilucas traen la mágica ilusión de un cielo estrellado danzando en el agua…