Historia y naturaleza

Luz propia en el mar de Rocha y Maldonado.

La confirmación la realizó la Licenciada Ana Martínez de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos con base en La Paloma. El fenómeno de olas azules fue visto en las aguas oceánicas por miles de curiosos, confundiendo el evento con las famosas noctilucas ¿De qué se trata este fenómeno? ¿Es tóxico? Imágenes impactantes.

 

 

 

Adriana Pugliese /// LPH

Hace algunas noches, los residentes y visitantes de las costas de Rocha y Maldonado, se vieron sorprendidos por un fenómeno que, aunque suele ocurrir en esta época del año, impactó por su intensidad. Las olas se volvieron azules y, tal como revelan las fotos, dejaban su estela azulina en la arena. Muchos decidieron bajar a bañarse aprovechando el buen clima y el fenómeno. La gente salía del agua con el cuerpo azulado. Se extendió por las playas desde La Paloma hasta La Pedrera con variaciones en la luminosidad. Desde hace unos días, la mancha parece haberse corrido hacia la zona entre Cabo Polonio y Aguas Dulces y costa de Maldonado.

 

foto noctilucas agregarUn espectáculo de la naturaleza

El efecto visual es único, y que las olas sean las protagonistas tiene un por qué. “La bioluminiscencia es un fenómeno común a varias especies de dinoflagelados (componentes del fitoplancton). Estos cuentan con un sistema de iluminación luciferin (sustrato) luciferasa (enzima) que se activa con el movimiento”, cuenta Ana Martínez desde su oficina en la Dirección de Recursos Acuáticos (DINARA) en el puerto de La Paloma.

Parecen, pero no son…

Noctiluca scintillans es el caso más típico pero no es el único. Se está registrando bioluminiscencia a lo largo de toda la costa de Rocha, desde La Paloma hasta Punta del Diablo y Maldonado, en algunos sitios más intensa y en otros más leve, “en este caso el responsable de esa bioluminiscencia es Alexandrium fraterculus, mismo responsable de teñir de rojo el agua en los sitios de mayor densidad. Agua roja en el día, fosforescente en la noche”, explica Martínez, y aclara que “este dinoflagelado no es tóxico”.

Muchos surfistas se habían quejado días atrás por la picazón en los ojos provocada por el contacto con el agua de mar, la bióloga explica que ese efecto se debe a que “en estas altas densidades de organismos (manchas) se producen grandes cantidades de amonio (sustancia de excreción), causante de la irritación en los ojos de la cual se han quejado varios surfistas.”

 

NTN_8110

 

noctilucas3

noctilucas-3 noctilucas-2

Antecedentes en EE.UU

Un fenómeno similar a este que recorre nuestras playas,ocurrió en 2011 en San Diego; California (EE.UU).

Sobre ese evento la Lic. Ana Martínez cuenta que se dio debido a otro dinoflagelado Lingulodinium polyedrum el cual, al igual que Alexandrium fraterculus, tiñe de rojo el agua. En la web se pueden encontrar decenas de videos con el fenómeno californiano.

Un evento bello y común

Las Floraciones de Alexandrium fraterculus son frecuentes en verano- otoño en nuestra costa, aunque no de tal magnitud, y hasta el momento, según Martínez, “no se había registrado bioluminiscencia asociada a él. Tal vez, al igual que otras especies del género Alexandrium, presenta cepas bioluminiscentes y otras no.”, concluyó.