Real EstateTurismo y Opinión

Uruguay, la mejor inversión

La buena situación general de Uruguay y de Punta del Este en particular vuelven al país la mejor de las opciones para la inversión inmobiliaria en Sudamérica. Los porqués de este fenómeno.

Frente a los vaivenes políticos que enfrentan buena parte de los países sudamericanos, la estabilidad de Uruguay resalta. Sobre todo, se vuelve importante para aquellos que desean invertir en inmuebles o para los emprendedores que buscan construir una nueva torre premium en Punta del Este. Según el último informe del Banco Mundial, Uruguay se destaca por ser una sociedad igualitaria con un alto ingreso per cápita. “En términos relativos, su clase media es la más grande de América Latina y representa más del 60 por ciento de su población”, afirma el informe.

A esto, en el caso de la península esteña, hay que sumarle el atractivo que genera en los inversores de todo el mundo, quienes apuntan -y cada vez más- a tener una residencia de alta gama en Punta del Este. Para los emprendedores, el panorama también es beneficioso: exenciones impositivas, libertad cambiaria y posibilidad de repatriar capitales. Frente a este marco, el Real Estate esteño sigue pujante y con proyectos nuevos cada año.

Así, la ciudad crece en obras privadas y obras públicas. A los nuevos edificios se le suman las autovías y las nuevas luminarias en los paseos públicos y en las plazas. A cada nueva obra, otro espacio verde. Porque Punta del Este no sólo supone construir nuevos edificios, sino también construir futuro, ese mañana de ciudad pujante que se reafirma temporada tras temporada. De eso se trata, de recibir este año 2020 con los mejores mejores proyectos de alta gama.

En enero de ese año, el Intendente de Maldonado, Enrique Antía, confirmó que se aprobaron 1.100.000 metros cuadrados para la construcción. Y muchos de esos metros hoy ya se están transformando en nuevas obras, en parte de la próxima postal de la ciudad. Bajo estas consignas, esperamos este nuevo año, trabajando por un futuro mejor. Una manera de confirmar la pujanza con la que sigue avanzando el paraíso natural conocido como Punta del Este.