Historia y naturaleza

Vinicius de Moraes tiene su calle en Punta del Este

A modo de justo homenaje, una calle de Punta del Este ya lleva el nombre del poeta y compositor brasileño, Vinicius de Moraes, uno de los tantos artistas extranjeros cautivados por los encantos del balneario.

Ubicada en el barrio Lugano de Punta del Este, la hasta entonces calle Salto fue renombrada en honor al célebre cantor de ‘Garota de Ipanema’, ‘A felicidace’, ‘Que maravilha’, entre otras joyas musicales.

“El destacado escritor, compositor y diplomático brasileño tuvo una profunda y vasta relación con nuestro país y particularmente con Punta del Este”, señala el proyecto del concejal de Punta del Este en el anterior período, el empresario inmobiliario Armando Sagasti. Recibida en el seno de la comisión de Nomenclatura, Tránsito y Transporte de la Junta Departamental de Maldonado, la propuesta fue oficializada en marzo de 2016 con un acto protocolar.

Vinicius, acompañado de su amigo, el guitarrista Toquinho,
Vinicius, acompañado de su amigo, el guitarrista Toquinho,

La calle Vinicius de Moraes se extiende por tres cuadras y está delimitada por las avenidas Roosevelt y Del Mar. Exactamente a una cuadra de Avenida Roosevelt, se encuentra el chalé ‘Scraio’, donde Vinicius se hospedó durante varios veranos.

Por fortuna, Punta del Este supo ser escenario de algunas de sus maravillosas composiciones, cuando cantó en el boliche del Hotel Casino San Rafael, Le Carrousell, o en el legendario café-concert La Fusa.

A 48 años de La Fusa                                                         

Los años dorados de La Fusa - Foto del archivo de Belén Pérez Muñiz, cantante e hija de los dueños de este mítico boliche.
Los años dorados de La Fusa – Foto del archivo de Belén Pérez Muñiz, cantante e hija de los dueños de este mítico boliche.

El primer local de La Fusa abrió sus puertas en Punta del Este, durante el verano de 1968. En esa época, Vinicious de Moraes estuvo en varias ocasiones en este boliche ubicado en Parada 10, donde hoy se encuentra el edificio ‘Isla Gorriti’.

Luego, este mítico escenario de artistas fundado por Felipe Oscar “Coco” Pérez y Silvina Muñiz, tuvo sedes en Buenos Aires y Mar del Plata, conformando un refugio donde se escucharon a verdaderos maestros de la música; entre ellos, al gran Astor Piazzolla, Les Luthiers, Mercedes Sosa o el compositor brasileño Chico Buarque, además de la autora María Elena Walsh o los humoristas Antonio Gasalla y Carlos Perciavalle.

En 1970, luego de los shows de Vinicius de Moraes en La Fusa de Buenos Aires, nació la idea de registrar el espíritu de esos espectáculos. El resultado fueron dos discos grabados en un estudio bonaerense. La mágica unión entre el vozarrón de Vinicious, la refinada guitarra de Toquinho y las voces celestiales de María Creuza y María Betania, gestaron una de las obras más bellas del mundo, llena de melodías que irradian tanta nostalgia como entusiasmo.

A continuación, recordamos algunas maravillosas canciones del disco La Fusa:


Garota de Ipanema


A felicidace

https://youtu.be/AqVtnflTV0w


Copa do Mundo

https://youtu.be/RJSw5tgmldQ?list=PLK4n_ekS5J96mjjeINzlFy6maABIDY33H