Historia y naturaleza

Virtudes curativas de la Caléndula, la planta de flores anaranjadas

Llamativa por el intenso color de sus flores, la caléndula es una planta ornamental utilizada para decorar jardínes en Punta del Este y balnearios vecinos, así como en otros rincones del territorio uruguayo y en diferentes partes del mundo, muy apreciada también por sus varias virtudes medicinales…

La planta tiene hojas color verde clarito y llega a medir hasta 30-60 cm de altura, siendo inconfundible por sus grandes pétalos anaranjados o amarillos.

Nativa de Egipto y la región mediterránea, la caléndula hoy se la encuentra tanto en Alemania, Inglaterra y otros países europeos, así como en EE.UU, Uruguay, Argentina, Brasil, México o Colombia, entre otras áreas de nuestra región.

Calendula officinalis L. es su nombre científico, aunque según los diferentes lugares del mundo, se la conoce como caléndula, maravilla, copetuda o en inglés “marigold”.

Usos medicinales de la caléndula

Empleada por la medicina popular desde tiempos remotos, la caléndula se ha aprovechado por sus bondades para la curación de heridas, así como para aliviar males digestivos y del hígado.

Entre otras benéficas propiedades, las Monografías E de la Comisión de Alemania -guía terapéutica de plantas medicinales- destacan que las flores de caléndula tienen una acción cicatrizante y antiinflamatoria en su uso externo.

Reconocida como una alternativa natural ideal para el cuidado de la piel, la planta puede usarse seca, en estado fresco, o también comprarse en una herboristería y utilizarse en decocción, hirviendo una cucharada en medio litro de agua.

Una vez enfríe con el yuyo adentro, se cuela y luego se aplica con atomizador para todo tipo de problemas de piel, incluyendo lastimaduras, varices abiertas o llagas.

Tal como sintetiza la web DrYuyo acerca de los beneficios de las caléndula:

Uso interno:

  • Males gástricos y hepáticos

Uso externo:

  • Para problemas en la piel
  • Heridas (incluso las de difícil cicatrización)

En uso externo, se aplica a través de pomadas, infusiones, cremas o tinturas, en casos de eurpciones e inflamaciones de la piel, heridas, dermatitis, picaduras de insectos, moretones, etc.

Existen también cremas hidratantes a base de caléndula, que sirven para calmar los embates del sol, presentando propiedades similares al refrescante efecto del aloe vera.

Te puede interesar:

Aloe esteño, cura el cuerpo y el alma

Dadas sus virtudes curativas y su gran belleza, la caléndula es una de esas plantas para tener cerquita, embelleciendo el jardín y patio de casa.

¿Y saben por qué se llama caléndula?

Su nombre botánico proviene de Calendae, vocablo latino del que deriva “calendario”, en referencia a su gran facilidad de floración, siendo muy dificil que la planta no tenga flor.

Su floración es prácticamente durante todo el año, incluso en invierno, cerrándose al caer la noche y abriéndose con la salida del sol.

Te puede interesar:

El encanto de los jardines